martes, 21 de febrero de 2017

Negatividad + Tongo en concurso= A la caca todo.

Llevaba yo ya unos días un poco mal, pensando en cosas en las que no debería. Planteándome si dejar de escribir después de que salga Código: Génesis X. Alguno igual se pregunta a cuento de qué viene esto, pues viene de atrás, me siento un poco cansada de luchar sola... el desgaste emocional es muy grande, no tengo apenas apoyo, por no decir un par de personas solamente. Blogs que no me responden, o que me insultan, el cúmulo de cosas es bastante grande y al final me hace preguntarme, para qué me esfuerzo tanto yo sola. Al final lo que más duele, es que simplemente te ignoren.
Escribo, hago correcciones, mil y una, diseño, vuelvo a hacer una corrección, y otra y otra. Después de meses trabajando, saco el libro llena de ilusión. Me doy la leche, nadie me comparte, ningún blog me responde y me deprimo. Eso hace que piense que mis libros no valen la pena, o no lo suficiente como para que le interese a la gente. Y a pesar de ello, mi masoquismo me obliga a seguir libro tras libro. Pero una ya se hace mayor, y piensa de forma diferente... y se cansa, y ya no puede más.
Y el sorteo... bueno, tenemos un solo participante, qué más voy a decir. Ya veré lo que hago con él.
La cosa es, que ahora se me suma otra decepción más a las que ya tenia.

Hace poco, como bien sabréis, Oz Editorial anunció su primer concurso. Nunca me he presentado a ninguno, solamente a uno de relatos y quedé bastante bien posicionada. Así que me entró el gunatito de la emoción, pensé que mi Código; Génesis X encajaría bien, así que empecé a leer las bases para participar.
Primer chasco: Tenían que ser completamente inéditas, de forma que no estuvieras ni en negociaciones con ninguna editorial. Como yo había compartido algunos capítulos de este libro... pues no me presenté, ante todo, hay que respetar las normas... ¿Verdad?
Segundo Chasco: La sorpresa ha sido MAYÚSCULA, cuando el ganador ha resultado ser un libro de... WATTPAD!
Ahora es cuando te preguntas, qué mierda pasa ya en este mundillo? 

 Acepto que son una empresa y que buscan ganar dinero, pero reírse en nuestra cara es el colmo

Aquí el comunicado de la editorial:



No han respondido a nada ni a nadie. 
Creen que somos tontos, que no sabemos usar google, ni el caché, ni que no nos damos cuenta de que cambiaron las bases después del fallo del concurso. En su propio beneficio, dejando atrás mil pruebas.

Y para rematar las pruebas, está esta captura. No, tampoco han respondido a ella.
Con esto, yo ya no voy a consumir más libros de OZ, no les voy a pagar para que me sigan troleando. Una vez pensé que eran serios, que eran una de las pocas editoriales que quedaban y que merecían la pena, pero ya veis que no. Don dinero manda, ahora son algo así como ¿Editorial Watty? parece que solo quieren publicar novelas que en wattpad tienen miles de seguidores (o que han ganado esos certámenes) y, de lo que no se dan cuenta, es que por lo general, el lector de wattpad no es el que se deja el dinero en la librería o en amazon, es un lector que solo busca lecturas gratuitas, que eso no es malo, pero no son los que los van a mantener a flote.

domingo, 19 de febrero de 2017

Sorteo Internacional

 
Ya está aquí el primer sorteo, habrá otro nacional (españa) ¡con libros en papel!
Este sorteo internacional repartirá 10 libros en formato digital.
¿Por qué 10? Porque aunque tengo 8 libros publicados, estoy contanto los 2 tomos de Melodías de la sangre (libro dos y edición especial)
Los premios se repartirán así:
  1.  3 libros a elección
  2.  2 libros a elección
  3.  2 libros a elección
  4. 1 libro a elección
  5. 1 libro a elección
  6. 1 libro a elección
 Así que serán 6 ganadores en total.
Para participar hay 3 requisitos:

  1. Ser seguidor del blog
  2. Compartir esta entrada (puede ser en tu blog o en Facebook)
  3. Comentar en la entrada que participas con el link del post compartido.
Puedes ver los libros aquí y leer los primeros capítulos en el menú deslizante de la derecha.
El sorteo acaba el día 3 de Marzo.
Puedes copiar el código de esta entrada aquí:



viernes, 17 de febrero de 2017

Hablando de Proyectos

Pues este año, seguro seguro, tendremos Código Génesis X, que está ya calentando en el horno. Lo malo es que ahora que se aproxima su salida, empiezo con mis dudas. En especial la portada, es algo habitual en mí, cuando el libro va a salir pienso; no está perfecta, no va a gustar, tengo que rehacerla, empezar de 0, es un chasco... Así que no sé qué hacer, opiniones? :) ¿Os gusta? ¿Es atractiva?
Una de las frases que más uso es; soy mi peor clienta, odio trabajar para mi misma.





Pero además hay un proyecto que me hace mucha ilusión, voy poco a poco, pero es algo diferente.

Por el momento se titula Ciudad de Sangre, es de temática terror, podría ser algo Z, porque hay infectados, pero no son Zombies. ¡Una mezcla curiosa! Pero es muy intensa y, creo que muy humana. Algunos seguramente sientan cierta empatía por los antagonistas... creo que a ellos les he dado esa parte oscura que tengo dentro, ese odio terrible por ciertas cosas que pasan en el mundo. Lo peor de mí.

Después tengo Clover (antiguamente Sangre de Medianoche) al 75% pero me he atascado ahí, y no sé cómo seguir... eso me frustra mucho. No sé si este año lograré terminarla, ojalá que sí, porque creo que es diferente y muy fresca.

Otros dos proyectos que tengo empezados son Dulce castigo y Oscuro deseo: esta última historia es un relato corto que hice para añadir en El Amante Dragon, pero que acabó gustando más que el propio libro al que pertenecía. Es un relato muy explícito, y la gente acabó pidiendo una versión extendida, en la que estoy ahora mismo (digo ahora, porque lo tengo aquí abierto  :X)

Otro... oh! Algunos igual recordáis Angelus Errare (hace muchos años de eso) Pues hace un tiempo, empecé a rehacer lo que tenía de esa historia para darle otra visión, y espero seguir con ella, porque me gustaba mucho!

Y también tengo que ponerme con otro pedido de los lectores... esta vez tiene que ver con Flor Del Crepúsculo. Una segunda parte, no voy a mentir, tengo 3 capítulos, pero todavía la tengo en lista de espera...

Tengo otras ideas apuntadas, pero son eso, meras ideas. Así que de estos proyectos de la entrada, espero tener para este año al menos 3.
¿Hay alguno que os "obsesione" leer?

La Mariposa Atrapada Capítulo 4



Estos capítulos son de muestra, si te gustan, por favor, compra el libro en amazon o léelo gratis con Kindle Unlimited


Capítulo 4 Una sorpresa inesperada

 El lunes, Jessy la dejó espacio a petición personal de Kate, que necesitaba urgentemente hacerse a la idea de lo que iba a pasar, porque solo había tenido un novio con quince años y la relación la traumatizó hasta el punto de no querer tener ninguno más.

Se sentó en uno de los bancos más escondidos para almorzar, pensando en un pasado turbio que siempre mantenía escondido.
James había sido su primer y único novio, aquella época de instituto fue emocionante. Kate era pura vitalidad, jugaba en el equipo de fútbol, sacaba las mejores notas y su cuerpo estaba a rebosar de diversión. Se enamoró perdidamente del capitán del equipo masculino, la pareja perfecta, tenían todo en común. Sin embargo, la dulzura que envolvió todo se convirtió pronto en un sabor agrio, tan solo dos meses después de comenzar. James intentó forzarla a mantener relaciones más intimas de las que disfrutaban, pero ella no estaba lista, era demasiado pronto... Lo sucedido aquel día seguía poniéndole los pelos de punta, el sonido de la ropa rasgándose aún aparecía de forma intermitente en sus pesadillas. Y con el tiempo se dio cuenta de que no estaba preparada, simplemente porque en el fondo sabía que no era el adecuado.
El problema era que su mente se fortificó tras aquello, alzando gruesos e impenetrables muros, la cambió completamente y rechazó a todos los pretendientes que llegaron, pensar en que lo que ocurrió con James podría repetirse la atemorizaba.

—Espero una buena explicación de... —Kate gritó ante la repentina voz que susurró a su espalda— Señorita Garrison, no creo que gritarle a un profesor sea correcto.
Cuando giró la cabeza mirando la ventana abierta a su espalda, se encontró con el profesor Howl allí apoyado, colocándose las gafas de forma intelectual y perforándola nuevamente con aquella terrible mirada.
—Pro... profesor... me ha asustado.
—Demasiado volcada en sus asuntos personales como para estudiar, imagino —comentó zarandeando un papel en el aire—. Un cinco y medio, me decepciona que baje del nueve al que me tiene acostumbrado.
Kate frunció los labios con suavidad, un cinco y medio... nunca había sacado en sus veinte años de vida, menos de un ocho.
—¿Y bien? —preguntó él creando cierta presión— ¿Me dará un buen motivo para apoyar su beca?
Aunque estaba un poco sorprendida ante el repentino interés del profesor, que solía ignorar los problemas personales que los estudiantes le daban para excusarse de los suspensos, también era cierto que ella no era así, sus notas y expediente impecable la avalaban de sobremanera.
—Nos van a desahuciar... —susurró ella volviendo la vista a su bocadillo aún sin tocar.
—Aunque es un buen motivo, no la excusa de su responsabilidad con la beca.
—Lo sé. Le prometo que estudié y me sabía todo, pero simplemente mi mente quiso traicionarme —explicó con total sinceridad—. La mañana del examen mi madre me contó todo, supongo que me saturé.
—Levántese —ordenó.
Ella volvió a mirarlo, extendía una mano desde la ventana hacia ella.
—Repetirá el examen ahora mismo.
—¿Qué? —se asombró— Pero eso no es... no estaría bien. No es ético.
—Me alegra descubrir que debe ser la única estudiante del campus capaz de rechazar la oferta. Sin embargo, el Decano Smith ha dado su visto bueno. Por supuesto, esto se mantendrá en el más riguroso secreto... —casi gruñó enarcando una ceja en forma de aviso—  Porque de no ser así, habrá consecuencias que no le gustarán.
—¿Está seguro? Puedo de verdad... ¿repetirlo? —sonrió emocionada sin poder creérselo.
—Vamos, espero una nota más que excelente.
—Tardo un minuto en...
—No. Deme la mano.
—¿Qué? ¿Tengo que trepar?
—Sí, si quiere hacer el examen ahora. Como comprenderá, nadie puede verla entrar en mi despacho cuando no tengo tutorías los lunes.
—Es cierto... —pensó en alto.
Sería raro que nadie entrase cuando las tutorías se realizaban los viernes. Claro que de ser cualquier otro profesor, no habría pasado nada, pero absolutamente nadie tenía el valor de molestarlo cuando no debía.
—Vale, pero no sé si podré, está un poco alto.
—Tranquila —Kate juraría que acababa de ver por primera vez en casi dos años, una fugaz sonrisa en su cara.
Tiró la mochila dentro y le dio la mano al profesor Howl. Solo era metro y medio de muro, pero ella pesaba sus sesenta y tres kilos muy bien distribuidos y, levantarla con una mano... Kate casi se hecho a reír ante el grado de confianza de aquel hombre.

Un pequeño grito se deslizó por la garganta de Kate cuando, de forma asombrosa, la alzó pegándola a su pecho, donde se agarró ante la repentina sorpresa de lo inesperado que resultó el momento. Sí, su confianza, como siempre, tenía una base sólida como el diamante más duro. ¿Cómo tenía tanta fuerza?
La respuesta a la pregunta llegó en el instante en el que su mano se aferró al hombro del profesor. Duro como una piedra, palpaba a través de la tela de la camisa beige el músculo perfectamente tallado. No tenía sentido, no cuadraba con él, que de no ser tan estricto y de carácter tan duro, sería el blanco de la risa de todos y cada uno de los que estaban en la universidad, profesores incluidos.

—Ya tiene la mesa preparada —informó atrayendo su atención y terminando de meterla en el despacho, que solamente había visto un par de veces.
Llevó la mirada al lugar que él señalaba con elegancia. Frente a la mesa de grandes proporciones y diseño elegante, había otra de menor tamaño y sencilla como cualquier otra. Allí había unos papeles perfectamente colocados con un bolígrafo reposando en su espera.
—Tiene una hora —terminó por decir mientras rodeaba la mesa y se sentaba cómodamente en su mullida silla de profesor.

Nerviosa, se sentó en su sitio, leyó las preguntas un par de veces y sonrió. Ya más tranquila, todo lo estudiado se iba dibujando en su mente de forma maravillosa. Sin embargo, sentía el peso de una mirada gris cayendo sobre ella como un yunque. No estaba segura de si era por la presión de estar a solas con él... aunque si era sincera, desde el primer día de clase la ponía terriblemente nerviosa, había algo en él que la hacía temblar, y comenzaba a pensar que no era solo miedo, porque encontrarse entre sus brazos había hecho tintinear algo en su pecho, y se agobiaba pensando que aquel pequeño temblor no había sido provocado ni por respeto, ni por temor, ni por la extrañeza de la situación.
Con un pequeño zarandeo, apartó los pensamientos de su cabeza para centrarse en las preguntas, tenía que sacar un diez gigante y brillante, y sabía perfectamente que era capaz de ello.

Cada ciertos minutos rodaba un poco los ojos y veía al profesor allí, en ocasiones sus miradas se encontraron, en otras él observaba algunos papeles, con el rostro serio y tan centrado que... no parecía él. Su expresión era la de otra persona.
Tras cincuenta minutos de examen y observaciones extraescolares, entregó la hoja un poco nerviosa, no estaba segura de si quería salir de allí pitando o volver a sentarse en la pequeña mesa que había ocupado para continuar estudiando a aquel misterioso profesor que le provocaba la sensación de guardar cientos de secretos.
—Aunque la señorita Swan es su mejor amiga, espero que esto también este vetado a su conocimiento —avisó él cogiendo el examen para revisarlo.
—No se preocupe profesor. Gracias por darme otra oportunidad —se sincero ella comenzando a caminar hacia la puerta.
—Señorita Garrison —la llamó antes de que abriese la puerta—. Lo que está sufriendo su familia es una desgracia —comentó sin apartar los ojos del papel—, pero es algo que tiene solución. No deje que estas cosas la hundan, perder la beca sería un gran error que le causaría más problemas que un desahucio, es su futuro lo que se juega.
—Lo sé, es solo que el impacto me noqueó, no volverá a ocurrir. Además, si pierdo la beca mi madre me matará, soy demasiado joven para morir —rio bromeando antes de salir sorprendida, pues vio la sonrisa ladeada que se dibujó en Howl.

http://mybook.to/Lamariposaatrapada

 _____________